Segmentación de clientes: qué es, cuál es su importancia y cómo realizarla

La segmentación de clientes es una herramienta importante para tener estrategias de marketing más específicas y eficaces. Aprenda a aplicarlo.

La segmentación de clientes es fundamental para llegar a un nicho de audiencia específico. Esto ayuda a llegar a las personas con las que la marca realmente quiere hablar, aumentando las posibilidades de encontrar clientes potenciales calificados y generar más ventas.

Qué es la segmentación de clientes

El concepto de segmentación de clientes es definido como una división de personas con características similares. Por segmentación, entendemos, la práctica necesaria de perfilar al consumidor para hallar la mejor forma de relacionarnos con él.

La importancia de la segmentación de clientes

Es importante que las empresas cuenten con una segmentación de clientes bien definida. Después de todo, es a partir de ahí puedes tener una dirección clara a la hora de procurar clientes potenciales y, así, encontrar la persona ideal para el negocio

Esta definición también permite a los especialistas en marketing ajustar de manera más asertiva sus esfuerzos frente a diferentes subconjuntos de tu público objetivo. Estos esfuerzos pueden estar relacionados con el diseño de una campaña de comunicación o incluso con la creación de nuevos productos o servicios. Además, podemos encontrar otros beneficios, tales como:

  • Crear una estrategia de comunicación bien direccionada;
  • Identificar el mejor canal de comunicación entre marca y consumidor, bien sea el correo electrónico, chatbot, SMS, redes sociales, etc;
  • Encontrar formas de mejorar los productos y servicios;
  • Mejorar la relación con el cliente;
  • Centrar los esfuerzos en las personas adecuadas;
  • Mejorar las estrategias de atención al consumidor.

Tipos de segmentación de clientes

Existen numerosas posibilidades y tipos de segmentación de clientes, la selección de cuáles datos utilizar en su creación varía dependiendo de la estrategia de la empresa.

Una empresa B2B (business-to-business), por ejemplo, puede tomar en consideración informaciones como:

  • Segmento de la otra empresa;
  • Número de funcionarios;
  • Productos comprados por la empresa;
  • Ubicación;

Ahora bien, las empresas B2C (business-to-consumer) generalmente subdividen a los clientes en función de datos demográficos, tales como:

  • Edad;
  • Género;
  • Estado civil;
  • Ubicación;
  • Estrato social;
  • Intereses (moda, economía, educación, marketing, etc.)

Los datos anteriores son los más comunes. Sin embargo, hay un vasto campo por explorar. Con el tiempo, las empresas pueden identificar más agudamente las oportunidades y hacer una segmentación aún más personalizada.

4 ejemplos de segmentación de clientes

  1. Geográfica: este tipo de segmentación es muy común en empresas B2B, que puedan tener una limitación en cuanto a la ubicación de sus clientes, por ejemplo, o en una empresa B2C, que puede desarrollar un producto específico para personas en una región determinada.
  2. Demográfica: se refiere a información más específica como edad, sexo, ocupación y estrato social, datos que ayudan a definir quiénes son clientes potenciales para cada tipo de negocio. Una empresa de cosméticos para mujeres, por ejemplo, puede crear acciones específicas para mujeres casadas, de 25 a 35 años y dentro un estrato social B.
  3. Comportamiento: este tipo de segmentación puede auxiliar las estrategias de automatización de marketing con mayor precisión. Por lo general, se estudian análisis y algunos parámetros de compra, por ejemplo, cómo las personas que procuran por un producto en particular tienden a realizar esa búsqueda, y con qué frecuencia lo hacen.
  4. Psicográfica: tiene en cuenta el estilo de vida, los valores y los aspectos de la personalidad. Generalmente, las empresas buscan personas con intereses en común, tal como las empresas deportivas, suelen buscar personas que practiquen deportes a diario.

Cómo segmentar a los clientes

Para una segmentación adecuada, la empresa necesita recopilar información específica sobre sus clientes e identificar patrones. Parte de esta información se puede obtener a través de encuestas y también a través de la base de datos de un sitio web en particular.

Es importante que las empresas encuentren y administren constantemente sus datos de consumo, identificando oportunidades y cambios de comportamiento. Por lo tanto, es posible identificar oportunidades y desarrollar estrategias cada vez más eficientes.

¿ Quieres saber cómo elegir el mejor canal para hacer una buena segmentación de clientes? Mira el artículo: ¿Cómo elegir los canales de comunicación para la empresa?

Foto em destaque: https://www.freepik.com/look-studio

Escrito por

Zenvia

Leia também

Mantente informado y consulta nuestros consejos sobre el mercado móvil y la interacción digital.